Colegiata de Santa Cruz de Castañeda

280

En su forma original la iglesia presentaba una planta de cruz latina, con una sola nave y tres ábsides rematados semicircular mente, el central más alto y ancho, y los laterales, de menor tamaño. El crucero se resuelve con-structivamente mediante una cúpula sobre trompas, transportada al exterior a modo de torre- linterna. En el brazo del crucero orientado al sur se añadió además una torre de planta cuadrada.
Esta estructura originaria fue modificada tempranamente, en el s. XIII se añadió sobre el muro norte de la edificación una nueva nave, de la misma extensión que la nave central, con una capilla. En el s. XVII se levantó, perpendicularmente a la nave anteriormente mencionada, una capilla de dos tramos. Aunque, sin duda, la reforma más importante data del s. XVIII, momento en que desaparece el ábside lateral derecho a favor de la construcción de una nueva capilla mandada erigir en 1706. También en el s. XVIII, en el lado sur se abrirá una nueva dependencia utilizada como sacristía.

Datos históricos:

Desgraciadamente gran parte de la documentación de la primitiva abadía y posterior colegiata se destruyó en los numerosos incendios acaecidos a lo largo de los siglos (1560, 1721, 1804,1807), por lo que actualmente tan sólo podemos componer un pequeño retazo de su historia original. Documentalmente se constata que a fecha de 1073 la abadía estaba constituida, como muestra una escritura del Cartulario de Santillana en la que firma como testigo un Juan, abad de Castañeda. Un nuevo documento, datado en 1120 refleja la donación por parte de la condesa Jimena Muñoz, patrona del monasterio, de éste con todos sus bienes a la Abadía de Cluny.
El auge monacal se produjo a lo largo del siglo XII, siendo a su término cuando se transformó en Colegiata, siempre bajo tutela nobiliar o real, según recoge Ana Fernández Castanedo en su libro “La Colegiata de Santa Cruz de Castañeda.

Relacionado