Humilladero en La Cueva

Situado en la orilla derecha del camino que baja del monte Carceña y atraviesa por detrás el pueblo desde el barrio de Villasante hasta el barrio de la Mora donde está la iglesia de San Sebastián, se trata de la estación intermedia para los peregrinos que venían desde la ermita de San Miguel en Carceña hasta la Colegiata de Santa cruz.

Se trata de una pequeña edificación de fábrica de mampostería, orientada al Sur, donde presenta un vano de acceso enmarcado por sillares con arco de medio punto apoyado en la línea de imposta, tejado a dos aguas de losas, apoyado sobre viga de madera y en su interior se halla una cruz de hierro.

Datos históricos:

Humilladero del siglo XVIII. Se sabe que la Colegiata de Santa Cruz de Castañeda era un lugar de paso de los peregrinos a Santiago, a la tradicional ruta por la costa se unía un antiguo camino que pasaba por la ermita románica de San Miguel de Carceña, bajaba a La Cueva y llegaba a la Colegiata en Socobio. La historia habla de ermitas y hospitales de peregrinos en Pomaluengo, Villabáñez y en Vargas en la ermita de la Magdalena, que pertenecían a la iglesia de Santa Cruz y hoy desaparecidos.

Nos quedan los humilladeros de La Cueva y Pomaluengo como testigos de este paso. Así como vestigios del puente que vadeaba el río entre Socobio y Villabáñez y una de las lápidas encontradas en el solar de la Llandera que pueden ser de peregrinos asistidos en un desaparecido hospital.

Relacionado